PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

El primer domingo de Adviento es el primer día del Nuevo Año Litúrgico para la Iglesia Católica y en esta ocasión, en el Evangelio (Mateo 24,37-44), Jesús nos anima a “estar siempre despiertos".
Esto debe ser el principio de un renovado año en el que debemos seguir creciendo en un ambiente de armonía y amor familiar. El cual debemos buscar también en aquellos ambitos en los que cada uno nos relacionamos, ya sea en la escuela, el trabajo, el vecindario, etc.

ENCUENTRO DIOCESANO JMV CANTABRIA

El pasado 12 de noviembre tuvo lugar el encuentro diocesano de JMV Cantabria, en el que se pudo disfrutar de un ambiente de buena convivencia, descubrir los valores de todo buen vicenciano y entender la justicia desde los ojos de Dios.

A lo largo del día se participó y disfruto de varios juegos en los que la finalidad, como buenos superhéroes claro, era encontrar los superpoderes necesarios para poder llevar la justicia allí donde sea necesaria. 

También hubo tiempo de charlar y compartir experiencias durante la comida y para finalizar, no nos podíamos olvidar, como buenos cristianos y vicencianos, de dar gracias a Dios por todo lo disfrutado, participando de un ratito de oración, pidiéndole a Jesús fuerza para mostrar la mejor versión de cada uno.

Y como una imagen vale más que mil palabras, en este video podréis ver lo bien que lo pasamos.


CLAUSURA AÑO DE LA MISERICORDIA

El Jubileo de la misericordia, también llamado coloquialmente Año de la Misericordia, es un jubileo que se celebra durante el Año Santo Extraordinario que comenzó el 8 de diciembre de 2015 y concluirá el 20 de noviembre de 2016, para celebrar el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, profundizar en su implantación y situar en un lugar central la Misericordia. El Papa Francisco clausurará el Jubileo Extraordinario de la Misericordia en la Basílica del Vaticano el domingo 20 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey y en las demás diócesis del mundo se ha procedido a su clausura este domingo.

Demos gracias a Dios por todos los dones concedidos durante este año y recordemos que Dios no se cansa de perdonar. Seamos conscientes que aunque clausuramos este Año Jubilar, el corazón de Dios sigue abierto a cada uno de nosotros porque es eterna su misericordia. Todo lo que hagamos en las obras de misericordia, permanece. Trabajemos en el amor, porque sólo el amor permanece.


FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS

Los santos no son personas diferentes de nosotros, en todos los tiempos ha habido santos, de diferente edad, unos niños, otros jóvenes, adultos, viejitos, hay santos y hay santas, unos flaquitos, otros gorditos, unos muy inteligentes otros muy sencillos, algunos han nacido muy ricos otros fueron muy pobres, unos son blancos otros negros, unos han sido santos desde pequeños, otros llevaron una vida en la que no conocían a Dios, y se portaron muy mal, pero cuando se encontraron con Jesús, cambiaron, y decidieron ser felices siguiéndolo.
Todos, pero todos, estamos llamados a ser santos, Dios nos quiere santos, y para eso nos dio el Don de la Fe, fue su regalo cuando nos bautizaron, y todos los que estamos bautizados tenemos que ser santos, pero también tenemos que querer serlo. El Don de la Fe es más grande que todos los superpoderes de tus héroes favoritos y además es de verdad. Pero la fe no es para tener unos músculos muy fuertes, o para poder volar, o ver a través de las paredes, ni para golpear a nadie. Ser santos es querer seguir a Jesús, actuar como él, hacer el bien como él, amar como él.

SER SANTO ES SER AMIGO DE JESÚS.