INVITACIÓN CELEBRACIÓN SANTA LUISA

      la Iglesia nos ofrece diariamente modelos de persona y de cristianos. Ellos comprendieron que vivir al estilo de Jesús de Nazaret merecía la pena.

      El 9 de mayo recordaremos a una gran mujer, que supo hacer de su vida un continuo reto. Nunca se conformó con lo que vivía, amaba o servía. Santa Luisa de Marillac cofundadora de las hijas de la caridad junto con San Vicente, hizo de su vida un canto a la "JUSTICIA", al reconocimiento de la labor de las mujeres, una entrega continua a Dios y a los pobres.

      Una vida, en fin, que mereció la pena. Por eso, el 9 de mayo, en el patio del colegio, a las 12:30 realizaremos un pequeño acto al que estáis todos/as invitados/as donde queremos hacerla presente entre nosotros y queremos darle gracias a Dios por ella y por todas las hermanas y todos los que queremos seguir a Jesús cada día, siendo responsables y ayudando a los que más lo necesitan

¡OS ESPERAMOS!

Comenzamos el mes de mayo, mes de María

GRACIAS COMPAÑERA

 "Nuestra Señora -decía Teresa de Calcuta- me acompaña en todos los viajes; la llamo mi Compañera desde que un día, en Berhampur, le dije al capellán de las Hermanas que me regalase una imagen de María Milagrosa con las manos abiertas, derramando gracias sobre el mundo. Aceptó encantado, embaló la imagen y la llevó a la estación. Era una imagen muy grande, casi de tamaño natural, así que el jefe de estación quería que la facturase y pagase la correspondiente tarifa. Pero yo tenía un pase en los ferrocarriles para mí y una compañera, así que le dije: "ésta es mi compañera..." y me dejó viajar con la imagen sin pagar nada por ello. Desde entonces, la Virgen me acompaña siempre en mis desplazamientos. Nunca viajo sola"

María, siempre, pero de modo muy especial en este mes de mayo, necesito que me acompañes, que estés conmigo todo el día. Me gustaría darme más cuenta de que realmente te tengo a mi lado en todo momento; aprovecharé -si me ayudas- cada imagen tuya que vea para decirte algo, recordarlo y contar contigo. Gracias, "Compañera".


¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECIÓN!!

Este es el momento perfecto para festejar el amor, pero no un amor cualquiera, sino el amor universal, el amor que Cristo nos enseñó, y nos dejó para amarnos todos los unos a los otros, aquel amor que está en todos lados, y en todas las cosas. Asimismo, un amor que es capaz de ir más allá, pues en ese amor se encuentra Cristo.